Joyas en plena calle

Diadema por vez primera en vivo un barrio cienfueguero

En la calle Castillo, entre Cid y Odonell, en Cienfuegos, sede de la Zona Creativa Trazos Libres, fue su primera vez.

Acostumbradas a un entorno más formal, las muchachas de Diadema rompieron la tradicional imagen del flautista concertante, sobre un escenario, acompañado de una orquesta, o en espacios donde las condiciones permiten una proyección perfecta del sonido y de la imagen, para presentarse en plena comunidad.

Diadema rompió su formato tradicional para integrarse con el público

Tal experimentación es propiciada por el artista Santiago Hermes, autor de estas jornadas de creación artística e intercambio entre nacionalidades, en que se convierten las visitas de cruceristas de todo el mundo a esta barriada citadina de La Gloria, cada jueves, desde las nueve de la mañana y hasta el mediodía.

Tratamos de hacer una novedad, en el medio de la calle, donde el viento nos lleva el sonido y tenemos que tocar más fuerte, romper la alineación formal, improvisar, e incluso e incluso el hecho de estar pintadas, pero ha sido una excelente experiencia gracias a Trazos Libres.

Sus interpretaciones de clásicos del pentagrama nacional como El bodeguero, de Richard Egües,El Cumbanchero de Rafael Hernández, Moliendo Café de Hugo Blanco y El mambo No 5 de Pérez Prado, legitimaron los ritmos populares, ambientando la performance, habitual mezcla de manifestaciones como el teatro, la danza, la pintura y la música ejecutada en vivo.

Joyas mezcladas con teatro, danza y pintura

“Mostramos un trabajo que hacemos hace mucho tiempo y es adaptar la música popular cubana, originalmente compuesta para tríos, septetos o conjuntos, a la orquesta de flauta; arreglos difíciles porque la flauta es un instrumento con sonoridad y registro limitados”

Explicó la también profesora de la Escuela Vocacional de Arte Benny Moré, donde cinco lustros atrás surgió la orquesta.

Diademas interpretó clásicos del pentagrama cubano

“Valoramos mucho esta oportunidad que nos ha dado Santiago Hermes, -declaró la artista-, porque en Cienfuegos el centro de música de concierto tiene orquestas disímiles, de guitarra y cámara, y esos otros formatos han logrado insertarse en el trabajo con el turismo foráneo. A la orquesta de flautas le faltaba eso, tener la ocasión de que el turismo que hoy no están viendo sepa que existe una orquesta de flautas en esta ciudad cuna natal de flautistas como Efraín Loyola y Richars Egües, y que también nuestros coterráneos sepan que existe una agrupación única en el país, y reconocida por un tribunal por el Centro Nacional dela Música de Concierto con categoría de excelencia”.

El proyecto Trazos Libres, su Zona Creativa, les abrió su espacio de presentación y promoción a estas joyas, y volverá a hacerlo el próximo 16 de febrero, cuando regresarán para “romper” con su clásica formación de diadema y coronar con su arte este barrio cienfueguero.